Yogur vegano fermentado

Tipo
Crudivegana
Raciones
4
Preparación
8,5 horas
Fermentación
4 horas
Total
12,5min

Como podrás imaginar, existen muchísimas formas de hacer yogures con ingredientes vegetales. Esta receta de yogur vegano fermentado se elabora con frutos secos, en concreto he usado anacardos, porque fermentan rápido y porque la textura final es cremosa y su sabor neutro, lo que permite combinarlo con otros ingredientes de sabor más intenso como frutas frescas, muesli de semillas, mermeladas caseras, endulzantes naturales o frutos secos.

Ingredientes

  • 150 gr. de anacardos crudos (se puede sustituir por almendras)
  • 120 ml. de bebida enzimática: kéfir de agua, rejuvelac o té kombucha.
  • 2 cápsulas de probióticos en sustitución de la bebida fermentada.
  • 1 cucharada de sirope de arroz (sustituible por otro endulzante natural)
  • 1 cucharada de zumo de limón (opcional)
  • 1 pizca de sal.

Elaboración

  1. Puedes elegir cómo quieres fermentar el yogur, si con bebida fermentada o con polvos probióticos. Yo prefiero utilizar bebidas naturales fermentadas y, en el caso de los yogures y los quesos veganos, me gusta hacerlo con kéfir de agua (aquí puedes ver cómo elaborarlo), té kombucha o rejuvelac.
  2. Los anacardos deben estar a remojo un mínimo de 4 horas, a mi personalmente me gusta dejarlos toda la noche. El tiempo de remojo es importante para activar el fruto seco y hacer que sea biodisponible, con 8 horas es suficiente.
  3. Deshecha el agua de remojo, enjuaga los anacardos con agua filtrada y fresca y bátelo con la bebida que hayas elegido junto con el limón hasta conseguir una textura cremosa. Si fermentas el yogur con probióticos sustituye la bebida fermentada por agua filtrada o agua mineral, el cloro del agua del grifo puede interferir en la efectividad de los probióticos.
  4. Coloca la mezcla en un bol o tarro de cristal, tápalo con una gasa o paño de cocina limpio y déjalo fermentar 3 o 4 horas.
  5. Bátelo de nuevo hasta conseguir una textura cremosa y colócalo en vasos o tarros de cristal con tapa.
  6. Déjalo enfriar en la nevera y ya tendríamos el yogur listo para su consumo.
Yogur vegano de anarcdos y frutas del bosque

Notas: El yogur aguanta en la nevera en condiciones óptimas un máximo de 2-3 días. Y, cuándo lo vayas a consumir, puedes crear la combinación que más te guste, te recomiendo ir variando y creando mezclas las mezclas que más te gusten y que mejor te sienten.

El sabor ácido del yogur va a depender del tiempo de fermentación, cuanto más tiempo esté fermentando más ácido será su sabor.

Deja un comentario