Rocas crujientes de chocolate

Rocas crujientes de chocolate

No me imaginaba que estas Navidades, entre turrones, mazapanes y demás recetas navideñas, me conquistaría tanto esta sencillísima receta. Se trata de pequeños pedacitos crujientes de frutos secos y chocolate, como pequeños turroncitos, unos bocaditos deliciosos que tienen cabida en cualquier ocasión.

Leer más

Café a prueba de balas (bulletproof coffee)

Café a prueba de balas (bulletproof coffee)

En los últimos meses he estado probando alimentos bajos en carbohidratos, y he aprendido nuevas elaboraciones para desayunos, comidas y cenas, además de panes y repostería, algunas muy interesantes. Entre ellas está este famoso “café a prueba de balas”, de cuya existencia, confieso, no tenía ni idea. A pesar de no ser una gran fan del café, reconozco que este en concreto está muy rico: gracias a la grasa del aceite de coco y de la mantequilla es una bebida cremosa y muy reconfortante.

Leer más

Leche de coco casera

Leche de coco casera

Puedo decir que esta es una de mis leches vegetales preferidas, es una auténtica delicia, y muy versátil en la cocina. La podemos tomar en desayunos y meriendas, en batidos, con granola casera, con el café y el té, o sola, después de haber estado refrigerada unas horitas. Y en verano es ideal para elaborar helados con ella, especialmente los helados de tarrina que necesitan grasas de calidad que eviten la formación de cristales. Ya ves, una sencilla preparación y tantas cosas que podemos hacer con ella.

Leer más

Mermelada de arándanos sin azúcar

Mermelada de arándanos sin azúcar

Mi mermelada de arándanos es completamente natural, no contiene azúcar refinado y aprovecha todas las bondades de esta fruta, porque no la vamos a cocinar inicialmente, gracias a lo cual conserva todas sus vitaminas, minerales y enzimas. De esta manera nos aguanta en la nevera un máximo de 2-3 días. Otra opción, si así lo deseas, sería ponerla a baño maría para conservarla durante más tiempo.

Leer más

Cebolla fermentada

Cebolla fermentada

Tener a mano en la nevera una cebolla cortadita, que no pica, que está crujiente, ligeramente ácida y que, además, la podemos tomar en nuestras ensaladas, pizzas, hamburguesas, arroces, pastas, salsas y un sinfín de preparaciones, es un verdadero lujo.

Leer más